Razas de Gatos

ABISINIO:
A pesar de las discrepancias de algunos autores, se considera al abisinio como la raza más antigua y, por lo tanto, el prototipo de los gatos.

Se le considera el descendiente directo de los gatos del antiguo Egipto.

Esta raza fué conocida en occidente en el siglo XIX, por el año 1868, y llevada a Inglaterra desde Abisinia, actualmente Etiopía.

Pelaje: Es uno de sus rasgos mas interesantes y atractivos. Presenta un patrón agutí (ticked) en casi toda la capa. Los abisinios actuales son de color rojizo (ruddy).  Desde hace algunas décadas tambien hay abisinios rojos. Se han introducido otros colores como: azul, chocolate, lila, plata, cervato. Algunos criadores no aceptan la introducción de estos colores ya que consideran que esta raza debe permanecer en su forma más pura, como se ha mantenido por milenios.

Cabeza: Debe tener una cabeza en forma de cuña modificada (en forma de triángulo con líneas redondeadas).

Ojos: Siempre son grandes, almendrados y de color oro o verde.

Es un gato de tamaño mediano, delgado y fuerte. Su musculatura es firme, miembros delgados, pies ovalados y pequeños, su cola es muy larga.

Pelaje: Corto, suave, brillante y elástico.

Es un gato de tipo musculoso-ligero.  Aún en edades avanzadas son muy alegres y juguetones. Casi no se les nota el deterioro  de la vejez. Su maúllo es suave y agradable. Son extraordinarios cazadores.

El celo de la hembra es muy silencioso. Sus ciclos estrales  son menos frecuentes  que en las otras razas. Algunos criadores mencionan que la gestación del abisinio es más larga que en otras razas, durando hasta 71 e incluso 72 días. Suele parir  como máximo tres o cuatro crías. Como consecuencia de todo lo anterior, esta raza aún en nuestros días, es rara y costosa.

Cuando un gato abisinio no se encuentra a gusto en un lugar, su pelo se opaca y se cae de manera alarmante, ésto se corrige cuando el gato regresa a una situación  de calma y de confort.

180px-Kamee01a

American Curl:

Es el resultado de una mutación espontánea  en la cual las orejas se doblan hacia atrás. Apareció en Estados Unidos en 1981.

Todo indica que esta raza procede de distintos cruces con una gatita de pelo largo y orejas curvas que recogieron de la calle unos criadores del Estado de California y a la cual nombraron Shulamith. Las primeras cruzas fueron con la raza Main Coon.

En una camada, todos los gatitos nacen con orejas de tipo normal, entre los 4 y 7 días algunos de ellos, empiezan a presentar el proceso de rizado de las orejas, el cual llega a durar hasta 6 meses. El grado mínimo de rizado debe ser de 90º y no exceder los 180º. Los gatos american curl de orejas rectas, también son portadores del gen de las orejas rizadas.

Se crían exitosamente en toda la gama de colores, patrones y esquema de puntos.

Es de tamaño medio o grande, su cabeza es en forma de cuña.

Su constitución es semipesado, con musculos moderadamente desarrollados.

Es una raza de pelo semilargo o corto, teniendo poco subpelo, por lo que aparece aplanado sobre el cuerpo. Su cola es larga con pelo muy abundante y mas largo que el resto del cuerpo. Se debe tener cuidado con su pelo para evitar la formación de nudos, especialmente en los de pelo semilargo.

Sus ojos son medianos y redondeados de color amarillo o verdes, en el caso del esquema de puntos (tipo siamés), el color de los ojos debe ser azul.

Tienen un comportamiento muy equilibrado, combinando la inteligencia de los gatos mestizos con la docilidad de lo gatos de raza. Son muy curiosos y juguetones durante toda su vida, pero no muy vocalizadores.

Se adaptan bien al piso aunque siempre estarán felices en un patio o un jardín.

2635568597_d4e42624fd

Foto Flickr

 

Angora Turco:

Es una de las razas mas antiguas. Fueron los primeros gatos de pelo largo introducidos a Europa en el siglo XVI.
Es originaria de la Ciudad de Angora (hoy Ankara) Turquía.
Durante los siglos XVII y XVIII fué la mascota predilecta de la aristocracia francesa.
Es una de las razas mas apreciadas por su rareza y escasez, debido a ésto, el gobierno turco hs intentado en los últimos años fomentar su crianza.

Esta raza está incluida en la categoría de pelo semi-largo.

El Angora turco es un gato de pequeño a mediano, cuerpo largo y esbelto, atlético y musculoso. Las patas traseras son mas largas que las delanteras.

Sus almohadillas plantares son pequeñas. Las hembras llegan a pesar tres kg y los machos  hasta cuatro kilos y medio.

Su cabeza es pequeña en forma de cuña suave. Sus orejas son grandes con mechones de pelo y ligeramente puntiagudas.

Sus ojos son grandes  y ovalados, de cualquier tonalidad entre ámbar y dorado, verde o azul. En los ejemplares blancos  pueden ser dispares, un ojo azul y otro anaranjado.

Tradicionalmente se ha criado en color blanco sólido. En la actualidad algunas asociaciones aceptan a esta raza en otra variedad de colores y patrones, salvo los orientales.

De lo mas atractivo del angora turco cabe destacar la textura única del pelaje que presenta escasa capa interna, es semi largo y muy sedoso al tacto.

En los gatos adultos, entre los dos y tres años, se puede formar un collar en el cuello, sobre todo en los machos.

Su cola es como una pluma cubierta de pelo muy tupido, la base es ancha y termina en fina punta.

Son gatos muy inteligentes, curiosos, muy activos y maulladores. Son fieles y cariñosos con sus dueños, aunque siempre elegirán a un integrante de la familia como su favorito. Le encanta escalar y observar sus dominios desde las alturas.

Esta raza es muy adecuada para vivir dentro de las casas, lo que la convierte en una mascota perfecta para las personas que viven en departamentos.

3384094927_3b7fe7b89d[1]

Foto Flickr

 

Azul Británico:

Se origina a partir de las cruzas entre Europeo doméstico y Persa.

Es la variante en azul del Británico de pelo corto. Algunos criadores especializados insisten en que se reconozca como raza independiente. Se trata de una de las variedades de color sólido mas populares de pelo corto.

Obviamente se trata de gatos exclusivamente azules.

Son gatos de tamaño mediano a grande, cuerpo robusto, musculoso y pesado. Sus patas son cortas y fuertes, con pies redondeados y firmes. La cola de tamaño medio, gruesa y con la punta redondeada.

La cabeza es redondeada, cráneo ancho y mentón fuerte. La nariz es ancha con una suave depresión. Sus orejas cortas y separadas.

Los ojos son grandes, muy separados y redondos. Los colores aceptados en esta variedad son el amarillo y el anaranjado.

El manto (pelaje) es corto y denso, como el de una nutria, de textura fina, con buen subpelo. Al tacto debe ser algo crespo.

Color: Azul, cada pelo debe ser uniforme en color desde la raiz.

Son grandes cazadores, independientes, reservados pero al mismo tiempo afectuosos con sus dueños. Se adaptan muy bien a cualquier medio ambiente. Se dice que el color del manto está ligado al carácter, los gatos azules pueden ser un poco testarudos. Por su agudo instinto cazador, resulta difícil mantenerlos dentro de la casa. Un Azul Británico será feliz si puede contar con un patio o un jardín.

No requiere cuidados especiales, con un cepillado de vez en cuando, sobre todo el la época de muda, es suficiente. Se caracterizan por ser gatos sanos y fuertes.

thumbm_61_1595-1

Azul Ruso:

Es una raza pura natural que apareció en los alrededores del Mar Blanco, se piensa que específicamente en Puerto Arcángel (norte de Rusia), por lo que se le conocía como Gato Arcángel. Algunas leyendas cuentan que era cazado para utilizar su pelaje en la fabricación de ropa.

Es una de las razas más antiguas, algunas fuentes lo ubican en el siglo VIII a. de C. Durante el siglo XIX de nuestra era fue importado del norte de Rusia hacia Inglaterra. Después de la segunda guerra mundial esta raza estuvo a punto de la extinción, por lo que los criadores iniciaron su rescate cruzando los pocos ejemplares disponibles con Azul Británico y Siamés punto azul.

El Azul Ruso es un gato muy elegante, de huesos delgados y musculatura firme. Las patas son largas y delgadas, con buena musculatura. Su cola es larga, su base no es muy ancha y se va adelgazando terminando en punta.

La cabeza es en forma de cuña de líneas suaves, frente grande,  nariz  recta sin puente. Orejas grandes que terminan en punta. La nariz debe ser de color azul pizarra

Ojos grandes, redondos y bien separados.

Color: Verde Esmeralda.

El pelaje es corto, fino, denso, sedoso y afelpado, conocido como pelaje de “foca”. Está dispuesto en dos capas, una capa interior y otra exterior.

El color del manto es azul brillante, esta característica la da el hecho de que la base del pelo es azul y la punta es de color plateado. Debe carecer de marcas atigradas.

A pesar del disgusto de muchos criadores de Azul ruso, se han empezado a desarrollar  las variedades de color blanco y negro, así como de pelo semilargo, al que llaman nibelungo.

Las hembras de esta raza presentan celos tan sutiles  que son difíciles de detectar por los criadores.

El Azul Ruso es una gato inteligente, tranquilo, silencioso y discreto. Muy cariñoso con sus dueños, pero siempre tendrá un preferido al que seguirá a todas partes estando muy pendiente de él. Es sumamente sensible al estado de ánimo de su propietario.

Gracias a su gran inteligencia es muy fácil de educar. Es una mascota que podrá adaptarse fácilmente a vivir en un departamento.

4069588242_32aa64968f[1]

Foto Flickr

 

Balinés:

Esta raza es la variedad de pelo largo del Siamés.

Esta característica surgió espontáneamente en algunas camadas de gatos siameses puros de Estados Unidos alrededor de 1940, éstos fueron criados por separado surgiendo así la raza Balinés, que fué aceptada como tal en la década de los 60.

Es un gato que posee todas las características del siamés con excepción del largo del pelo, quedando dentro de la clasificación de pelo semilargo. Por supuesto es un gato de tipo oriental.

El Balinés es de tamaño medio, largo, elegante, elástico y musculoso. Los hombros no deben ser mas anchos que sus caderas. Cuello largo y esbelto. Extremidades  largas y delgadas. La cola, con abundante pelo, es larga y muy fina desde la base, afinandose aún más hacia la punta.

La cabeza es en forma de cuña con líneas rectas. Nariz larga y recta. La punta del mentón forma una línea vertical con la punta de la nariz. Las orejas son grandes, de base ancha terminando en punta.

Ojos medianos, de forma almendrada y ligeramente oblícuos.
 

Color: Azul brillante e intenso.

El pelaje es fino y sedoso, sin pelaje interior lanudo, largo mediano, siendo mas largo en el collar, hombros y cola.

La mascara de la cara y los puntos deben corresponder a puntos de color lo mas parejos posible. El color del cuerpo debe ser parejo, habiendo un claro contraste entre el color de éste y los puntos.
 

Variedades de colores: Sus colores son los tradicionales del Siamés: El punto foca, el punto azul, el punto chocolate y el punto lila.

Los gatitos nacen con el pelo corto y sin manchas en las puntas, el color aparece en las primeras semanas, pero el color definitivo lo tendrá hasta la edad adulta.

El Balinés hereda el característico maullido del Siamés, inquisitivo y áspero.

Es inteligente, expresivo, muy cariñoso, fiel, leal. Si prefiere a algún miembro de la familia, será totalmente indiferente con el resto. Tiene un carácter egocéntrico por lo que difícilmente podrá convivir con otros gatos. Disfruta mucho el aire libre y es un excelente escalador.

Es fundamental cepillar su pelo por lo menos una vez a la semana para evitar los nudos. Durante la época de muda deberá cepillarse diariamente.

2635568597_d4e42624fd

Bengalí:

Esta raza es originaria de Estados Unidos y es el resultado del cruzamiento entre el gato doméstico (Felis catus) con el llamado “pequeño gato leopardo de la India” o “gato de Bengala” (Felis bengalensis). Posteriormente se hicieron otros cruzamiento con las razas Mau Egipcio, Abisinio y Siamés.

Esta raza fué creada a principios de la década de los años sesentas con el fin de lograr obtener un gato doméstico con aspecto totalmente salvaje.

Algunos criadores se oponen a este tipo de razas obtenidas por hibridación, sin embargo, el Bengalí ha ido ganando terreno gracias a su exótica belleza.

Estos gatos deben parecer un pequeño leopardo. Su estructura es robusta, con huesos gruesos y musculatura muy desarrollada. Son gatos de gran tamaño, los machos llegan a pesar hasta nueve kilos, mientras que las hembras solo alcanzan los tres kilos y medio. La cola es de tamaño mediano y gruesa. Las extremidades posteriores son más altas que las anteriores.

La cabeza es levemente acuñada, ancha y redondeada. Mandíbula fuerte y ancha. La nariz, de color teja, es larga y ancha, perfilada con una delgada línea negra. Orejas pequeñas.

Ojos: Forma almendrada y de color amarillo verdoso.

Pelaje: El Bengalí siempre presenta un patrón tabby, pero las marcas, especialmente las del cuerpo, son diferentes a las del patrón tabby del gato doméstico.

Su pelo es corto, suave, espeso y se aplasta sobre el cuerpo. Los bengalíes se diferencian por dos aspectos: el color del manto y el diseño del manto. El color de la base puede variar entre el marfíl, crema, amarillo, dorado y naranja. La tonalidad de las manchas también pueden variar, oscilando entre el negro, chocolate o canela. Es obligatorio para la raza que la punta de la cola sea negra, así como las almohadillas plantares. El abdomen debe ser moteado.

Disfruta enormemente del agua, siendo un gran nadador. Su maullido no nos permite olvidar que es descendiente de un pequeño leopardo. Es muy sociable, curioso, juguetón y muy activo. Debido a sus genes salvajes, algunos gatos pueden ser inestables emocionalmente, por este motivo, para su inscripción en alguna asociación, se exige que cuando menos cuente con cuatro generaciones cruzadas con gatos domésticos.

4093193130_0204142e41[1]

Foto Flickr

 

Bombay:

Es una de las razas mas modernas, originándose en Estados Unidos a finales de los años 50.  El Bombay fue creado gracias al cruzamiento entre una gata Burmés color sable y un macho Americano de pelo corto, negro y ojos color cobre, el resultado fue un gato con la apariencia de una pantera en miniatura. Se le dió el nombre de Bombay en honor a un felino salvaje, el leopardo negro, cuyo hábitat es la Ciudad de Bombay, India. El nombre actual de esta Ciudad es Mumbai.

Su cuerpo es esbelto, flexible, de tamaño mediano y alargado. Sus extremidades son medianas muy bien proporcionadas al tamaño del cuerpo, con cojinetes plantares negros. El pecho es desarrollado y sus huesos son gruesos y macizos. La cola es medianamente larga, recta y gruesa, afinandose hacia el final de ella.

La cabeza es redonda, hocico corto que termina en un “stop” evidente. Nariz negra y corta. Maxilares potentes con un mentón firme y ovalado. Sus orejas son medianas, con base ancha y ligeramente redondeadas.

Ojos grandes, redondos, bien separados, muy brillantes. Su color va del dorado al cobre. Los Bombay de ojos dorados, frecuentemente tienen una mancha color cobre en alguno de los ojos.

Su pelaje es corto, muy fino, suave y agradable al tacto, muy adherido a la piel, prácticamente no tiene pelusa. El color del manto debe ser únicamente negro sólido, muy brillante (charol), lo que lo hace muy atractivo. Los gatitos nacen con un color de pelo un poco mas claro, obscureciéndose con la edad.

Muy inteligentes, tranquilos y, al mismo tiempo, muy juguetones. Son muy pacíficos, no son afectos a las peleas. Sumamente cariñosos con su dueño, quien puede educarlo fácilmente a usar correa.  Aunque es un gran cazador, se adapta muy bien a los lugares poco espaciosos, por lo que es una mascota ideal para las personas que viven en pequeños departamentos. Otra característica muy interesante del Bombay, es que puede convivir sin dificultades con los perros, no tanto con otros gatos.

Para mantener su pelo brillante basta con darle unas caricias con guante, cosa que disfrutará mucho, también debe cepillarse ocasionalmente. Se debe vigilar su alimentación y su peso, ya que es un gatito muy glotón. El peso ideal de esta raza es entre 3.5 y 5 Kg.

4092428343_aafb6b2ee4[1]

Foto Flickr

Burmés:

Se empezó a desarrollar en Estados Unidos en la década de los 30 del siglo pasado. Esta línea se inició como resultado de la cruza de una gata Birmana color café de pelo corto llamada Wong Mau con un gato Siamés.

Existen evidencias de que gatos muy parecidos a la actual raza Burmés, se conocían hace muchos siglos en el antiguo Reino de Siam, hoy Tailandia.

Esto queda demostrado por las representaciones de gatos de este tipo en el antíguo libro Smud Khoi, en el que aparecen una gran variedad de gatos.

Es un gato de excelente musculatura, con mayor peso del que aparenta, de tamaño mediano, no muy largo, sólida estructura ósea. De extremidades proporcionadas al cuerpo y pies ovalados. Pecho amplio y redondo. La cola debe ser de longitud media, recta y afilada hacia la punta.

La cabeza es corta y estrecha de forma triangular pero menos larga que la del Siamés. Las orejas son de tamaño mediano, de base ancha y punta redondeada, ligeramente inclinadas hacia adelante.

Los ojos, con buena separación, son de rasgos orientales (forma de almendra).

Color: Debe ser intenso, en dorado (preferentemente) o amarillo. Otros colores son indeseables.

Pelaje con textura de satín,  suave, corto, espeso y fino, muy pegado al cuerpo. Muchos autores consideran que la raza debe ser exclusivamente del tradicional color sable. Se han desarrollado cuatro variedades básicas en su color de manto y son: crema, azul, chocolate y lila. Otra variedad que solo es reconocida en Europa es la de esquema concha de tortuga en diferentes colores. Los gatitos nacen de color marrón claro, obscureciendose con el paso del tiempo.

Se han empezado a criar burmeses de pelo semilargo, a los que se les conoce como Tiffany o Tiffenie.

Para muchos estudiosos de los felinos domésticos, el Burmés es la raza de gatos mas inteligente que existe. De carácter dulce, es muy afectuoso, gusta de jugar con su dueño y tiene la característica de no exponer sus garras al hacerlo. Necesita atención y cariño, no le gusta pasar mucho tiempo solo. Se adapta fácilmente a vivir en departamentos, sobre todo si tiene una terraza donde distraerse. Es un excelente cazador. Es sensible al frío.

 

2598111807_7b38bc360e[1]

Foto Flickr

 

Chartreux:

Es una raza muy antigua de orígen francés, se tiene referencia de ella desde el siglo X. Se cree que el Chartreux desciende de gatos sirios que fueron llevados a Europa durante las cruzadas, ya en Francia, fueron cuidados y criados por los monjes cartujos, que tenían su monasterio principal cerca de Grenoble. Muy pronto estos gatos se volvieron indispensables gracias a sus dotes de cazador, eran utilizados para controlar la plaga de ratas en los monasterios y en los hospitales, en una época donde la peste bubónica causaba miles de muertes en todo el continente. Despues de la segunda guerra mundial casi se extinguió, afortunadamente fué rescatado, algunos ejemplares fueron llevados a Estados Unidos donde ha sido criado bajo los estándares de la raza.

El Chartreux es un gato de tipo musculoso-pesado y corpulento, cuello corto y poderoso, con hombros grandes y pecho muy desarrollado. Los miembros posteriores poderosos, con excelente musculatura. Sus  pies  son ovalados. Cola proporcionada al tamaño del cuerpo y gruesa. El macho llega a pesar 6 kg., la hembra hasta 4 kg.

La cabeza es grande con frente amplia, su hocico es angosto pero no puntiagudo, sus maceteros son muy desarrollados, sobre todo en los machos, lo que hace que tenga la apariencia de estar sonriendo. Nariz corta y recta. Orejas medianas, levemente curvadas hacia afuera.

Ojos grandes y redondos.

Color: Naranja intenso.

Pelaje denso, grueso, lustroso, muy suave. El gato maduro presenta una capa inferior muy densa. A pesar de ser definitivamente corto, es mas largo en comparación con otras razas de pelo corto. El Chartreux se presenta en color azul exclusivamente, todas las tonalidades son permitidas, siendo el mas claro el mas apreciado.

Es un gato sumamente inteligente, gran cazador, tiene fama de ser un excelente guardián, así como protector de su familia. Son muy calmados y silenciosos, maulla muy poco y lo hace casi en forma de murmullos, como si guardara el voto tradicional de silencio de los monasterios cartujos donde fue criado por muchísimas generaciones. Son muy cariñosos con sus dueños, siguiendolos de cuarto en cuarto con gran devoción. Se adaptan a vivir en departamentos amplios, preferentemente con terraza.

No requiere de grandes cuidados, con cepillados regulares es suficiente.

Debe vigilarse el peso, ya que son animales de gran apetito.

Tienen como promedio dos gatitos por camada, tardan  mas en destetarse que otras razas. Los machos casi nunca marcan.

303503664_c83483074b[1]

Foto Flickr

Esfinge:

En algún tiempo fué llamado gato sin pelo mexicano, sin embargo, esta rarísima raza tiene su orígen en Canadá a principios de la década de los 60, aunque hay indicios de que ya se encontraba en América antes de la llegada de los españoles al Continente.

La característica principal del Esfinge es que carece de pelo. La raza surge a partir de una mutación natural espontánea a causa de un gen recesivo, por lo que, para que los gatitos nazcan sin pelo, ambos padres deben ser portadores de él. No existen muchos ejemplares de esta particular raza ya que son pocos los criadores que se han dedicado a reproducirla, ésto ocasiona que el precio de un Esfinge sea muy elevado.

Es de tamaño mediano, alargado y robusto, con buena musculatura. El pecho es amplio y su abdomen abultado. Sus extremidades son largas y musculosas, su cola muy larga y delgada.

Cabeza de forma triangular, angulosa, con pómulos salientes. Nariz corta y recta con stop evidente. Sus orejas separadas, muy grandes y anchas en la base.

Ojos bien separados, grandes y de forma redondeada.
Color: Amarillo o verde. Deben coincidir con el color de su pelo.

Pelaje: Su característica principal es la falta de pelo primario generalizada, el escaso pelo secundario solo aparece en algunas áreas ( cara, orejas, dorso, extremidades y cola), y debe ser extremadamente corto y velloso. Se reconoce en cualquier color. Los bigotes son muy cortos o incluso pueden estar ausentes. En los gatitos el pelo es mas abundante y tiende a hacerse menos denso conforme van desarrollandose.

Su piel es muy suave, y debido a que la temperatura corporal es mayor en estos gatos, se siente al tacto mas elevada de lo esperado. Tiene una secreción sebácea evidente, por lo que debe limpiarse diariamente. La piel se observa arrugada y se valora, sobre todo, las arrugas del hocico, entre las orejas, alrededor de los hombros y en el cuello.

El Esfinge rompe con todos los mitos que acompañan a los felinos, no es un gato independiente, es sumamente cariñoso y siempre buscará los mimos de sus dueños, no soportando la soledad. Es muy juguetón e inteligente.

Generalmente no acostumbra hacer su limpieza normal por lamidos.

Es importante recordar que al carecer de pelo, sufre más severamente las inclemencias del clima extremo. Su alimentación debe ser bien balanceada, muy nutritiva y rica en calorías. Requieren mucho mas mantenimiento y atención que otras razas, incluyendo el baño y limpieza de oidos semanalmente.

La hembra Esfinge presenta pocos celos al año por lo que se reproducen poco, ademas, la tasa de mortalidad en los gatitos recién nacidos es alta.

2925999373_4fc1a83821[1]

Foto Flickr

 

Europeo Doméstico:

Es considerada por muchos la segunda raza más antigua.  Se tiene conocimiento de este felino desde la última etapa de la civilización egipcia gracias a las representaciones que nos heredaron y perduraron a través del tiempo. Durante los dos o tres últimos siglos del imperio egipcio se pintaron gatos con ciertas características especiales, plasmaron gatos que aparentemente contaban con algunas marcas del patrón tabby. Esto significa que ya en aquellas lejanas épocas el antiguo gato egipcio empezaba a evolucionar, primero fué el patrón del pelaje, tiempo después en sus diferentes colores y estructuras corporales. Al caer el imperio egipcio, ya en la época de los romanos, los gatos eran representados con el patrón tabby completo y con una conformación diferente al del gato egipcio.

Gracias a los romanos este gato fué distribuido por todo el mundo, dando orígen con el paso del tiempo, a la mayoría de las razas que se conocen en la actualidad.

De la misma manera que el Abisinio conservó sus características a través de miles de años, el Europeo Doméstico se ha conservado con muy pocos cambios en los últimos 2000 años. Esta raza no es otra que el gato común que observamos correteando por las azoteas y que mal llamamos callejeros, corrientes, criollos, etc. Se le llama Europeo por que en ese continente se preocuparon por estudiarlo y tratar de estandarizarlo.

Dependiendo del medio ambiente donde se desarrolle y los recursos con los que cuente, el Europeo Doméstico puede ser grande, mediano o pequeño. Es de tipo musculoso. Cuello fuerte y proporcionado, musculatura firme y extremidades igualmente fuertes y musculosas. Su cola es de tamaño proporcional a su cuerpo y termina abruptamente, lo que significa que no se va adelgazando hacia la punta.

Su cabeza es ancha y rectangular, con maceteros bien desarrollados. Nariz mediana con una leve depresión a la altura de los ojos. Las orejas, con una moderada separación, son de tamaño mediano.

Ojos grandes, de forma redonda. Su color es amarillo, aunque tambien se aceptan otras tonalidades.

Debe ser de pelo corto, pero abundan los gatos de pelo semilargo, esto es debido a las cruzas con razas que presentan esa característica o al resultado de una mutación espontánea. Debe ser grueso, espeso, con una densa capa de subpelo.

Color del manto: Se presenta en todos los patrones, exceptuando el patrón de puntos y los patrones punteados. La variedad de colores es enorme. El negro atigrado se supone es el color original y el mas observado en condiciones naturales.

Es la raza especialmente adaptada para la supervivencia. Es un excelente cazador, muy inteligente, se adapta fácilmente a los cambios. Por otro lado son tímidos y no confían en los extraños. Si se socializa correctamente en las primeras semanas de vida, es muy cariñoso con sus dueños, aunque generalmente tendrá un preferido dentro de su familia humana. Es una excelente compañía y se adapta perfectamente a vivir en departamentos, eso si, a la primera oportunidad saldrá a reconocer y recorrer su vecindario, pero siempre regresará a pedir y dar afecto.
DSCF0008

Exótico de Pelo Corto:

Se origina en los Estados Unidos a principios de los años 60, aunque los primeros intentos datan de los años 20. Esta raza es el resultado del cruzamiento entre el Persa y el Pelo Corto Americano, interviniendo también las razas Burnés y Europeo Doméstico. Estas cruzas originaron al Exótico de Pelo Corto, obteniendose  un gato con características del Persa pero con pelo corto. Fué reconocida como raza en el año de 1967 en Estados Unidos y en 1971 en Europa. En la actualidad solo se permiten los cruzamientos de Exóticos con el Persa.

Es un gato de talla grande y de cuerpo definitivamente corto, parejo y robusto; su cuello es especialmente corto y grueso. Pecho ancho y profundo. Sus extremidades son cortas y gruesas, lo mismo que su cola que es muy tupida y de inserción baja. Sus pies son enormes y redondos.

Su cabeza es grande, redonda y masiva. Mandíbulas fuertes. Barbilla firmemente redondeada. Su nariz es corta, ancha y respingada (chata). Sus orejas son pequeñas y redondeadas, ligeramente dirigidas hacia adelante. Su cara ofrece una expresión casi infantil.

Ojos bien separados, grandes y redondos, de tono brillante.

Color: Azul, en la variedad de pelo blanco.
Cobre, en los ejemplares negros.
Siempre deben hacer juego con el color del manto.

Su pelaje es corto en algunos estándares y medio en otros. Es denso, afelpado, de textura suave. Sobresale del cuerpo ya que presenta una gruesa capa interior.

Los Exóticos se presentan en una gran variedad de patrones y colores, pueden ser sólidos, sombreados, ahumados, bicolor, atigrados, incluso el esquema de puntos y los patrones punteados, siendo los mas apreciados los tabby.

Es un gato tranquilo, callado, dulce, pacífico, leal; con una mirada tierna que los hace adorables. Muy sociable y nunca pierde el gusto por el juego. Su temperamento lo convierte en la mascota ideal para tener en un departamento. Maulla poco y nada parece molestarlo. En los Exóticos el macho es mucho mas cariñoso que la hembra, que es mas esquiva. Esta raza tiene la ventaja del vigor híbrido, que la hace mas fuerte, sana y resistente que el Persa.

exotico_de_pelo_corto

Gato del Bosque de Noruega:

De orígen noruego. Existen datos que comprueban la existencia de esta raza en el siglo XVI de nuestra Era, sin embargo se puede afirmar que ya existía desde tiempos muy remotos. Se cree que desciende de los antiguos gatos orientales, probablemente turcos, y que fueron llevados a las tierras nórdicas por los Vikingos a finales del primer milenio. Estos gatos fueron los fieles acompañantes de los Vikingos durante sus travesías, controlando la población de roedores en las bodegas de sus drakkars (barcos). En la mitología nórdica ocupan un lugar privilegiado y, según las leyendas, eran los elegidos de las hadas.

Para el año de 1930 los noruegos empezaron a criar esta raza y fijar los estándares. En la década de los 70 se estableció el estándar actual basándose en un gato llamado Pans Trulls como el prototipò del Norsk Skogkatt, nombre con el que se conoce en su país de orígen y que significa gato del bosque. En 1979 esta raza llegó a Estados Unidos donde se cría con gran éxito. Es una gato totalmente natural, nunca se ha cruzado con otras razas.

El Gato del Bosque Noruego es actualmente muy popular, su belleza y su fortaleza física ha encontrado gran aceptación en el gusto de los amantes de los gatos.

Son de talla grande, musculosos, largos, de estructura sólida; patas largas y esbeltas, permitiendo de esta manera estar alejados de la nieve, las posteriores son un poco mas altas; ancho de hombros. Su cola es muy grande, debe llegar hasta la nuca.

Su cabeza es triangular, con buena altura, frente ligeramente redondeada, su perfil es largo y recto sin stop. Los machos, en comparación de las hembras, tienen la cabeza mas ancha y los maceteros mas desarrollados. Sus orejas bien separadas, son grandes, anchas en su base y terminando en punta, se ubican altas y alertas, están adornadas con penachos y plumetís, como las de los linces.

Los ojos del Skogkatt son ovalados y oblícuos.
Color: Se aceptan todos los colores sin importar el color del manto.

Su pelaje es semilargo y muy abundante, de doble capa repelente al agua y a la nieve, lo que les ha ayudado a sobrevivir  en las rigurosas condiciones climáticas de su hábitat original. Es mas largo en el collar, lomo, costados y cola.

Manto: Se aceptan todos los patrones y colores exceptuando el lila, chocolate y el esquema de puntos. Los gatitos nacen con pelaje corto y suave.

Son muy afectuosos, excelentes cazadores, pacientes, curiosos y juguetones. Disfrutan mucho la compañía de las personas y de otras mascotas. Son grandes trepadores. Debemos recordar que es un gato adaptado al frío extremo, por lo que no debemos esperar que en verano quiera estar sobre nuestras piernas.

Su pelaje se manifiesta con toda su belleza hasta el tercer o cuarto año de vida, el cual no requiere muchos cuidados, con cepillarlo una vez a la semana será suficiente.

El número de gatos por camada es de dos a siete. Los gatitos conservan el instinto de golpear el agua con las patas cuando se acercan a beber, esto es con la intención de “romper el hielo” que se forma en los arroyos nórdicos, cosa que hacían sus antepasados en Noruega.

bosque

Gato Sagrado de Birmania:

Se le conoce también como Birmano. Probablemente es la raza más misteriosa en cuanto a su orígen, existen leyendas que tratan de explicarlo de forma milagrosa, ya que desciende de los gatos a los que se les adoraba en los templos budistas de Birmania. De los pocos datos que se tienen se deduce que es originario del sudeste asiático.

Existen muchas historias sobre cómo llegaron estos gatos a Europa. Se tiene documentado que hacia el año de 1925 llegó una pareja a Francia procedente de Birmania, sin lugar a dudas fué ésta la que dió vida a todos los gatos de esta raza que existen en la actualidad. Anteriormente, en 1919, una pareja de birmanos había salido de su territorio, sin embargo sus descendientes no pudieron perpetuarse.

Es de tamaño mediano a grande, robusto y macizo, ligeramente alargado. Sus patas son cortas y musculosas, con pies grandes y redondos. Su cola es de tamaño mediano con pelo largo y muy abundante.

Cabeza fuerte y ancha, no muy redondeada, ni muy puntiaguda. Mejillas anchas. Orejas con buena separación de tamaño corto a mediano, ligeramente inclinadas hacia adelante. Su hocico es corto y su nariz mediana.

Ojos grandes, almendrados, ligeramente oblícuos.
Color: Unicamente Azul.

Pelaje semilargo, sedoso. Una característica admirable en esta raza es que, a pesar de que el pelo es bastante largo y sedoso, éste no se enreda. Tiende a perder pelo en verano, recuperando su belleza en invierno.

Color: Es la típica del Siamés: Punto foca, punto azul, punto chocolate y punto lila, con el agregado de que sus pies y manos están enguantados en blanco, que debe ser puro e idealmente simétrico. En la espalda presenta una tonalidad dorada. Los gatitos nacen con pelo corto y totalmente blancos, a partir de las dos o tres semanas de vida, empieza a aparecer el esquema de puntos.

El Gato Sagrado de Birmania es un gato sumamente inteligente, cariñoso, dócil y juguetón, se caracteriza por ser muy tolerante y tranquilo. Le gustan los niños y convivir con otros gatos. Es muy sociable por lo que no le gusta estar solo. Se adapta a cualquier tipo de entorno. A pesar del largo de su pelo no requiere un cuidado muy riguroso, con un cepillado al día será suficiente. Le gusta que lo acicalen y estén al pendiente de él.

Es un gato sexualmente precoz, las hembras pueden iniciar su reproducción a los siete meses de edad, los machos, entre el octavo y noveno mes de vida. El promedio en otras razas es entre los once y doce meses.

3974213398_179b07cf69[1]

 

Habana:

Esta raza es originaria de Inglaterra. Su nombre se debe al color del manto, el cual  recuerda al del famoso tabaco cubano. También conocida como Havana Brown, fué creada con el objetivo de obtener un gato de pelo corto y color marrón. Con este fin, en el año de 1950, los criadores se pusieron a trabajar realizando cruzas entre Europeo Doméstico color negro y Siamés Punto Chocolate. El primero en realizar este “experimento” fué el Baron Von Ullmann. Fué reconocida como raza en el año de 1958. El Habana ha tenido mucho más éxito en Estados Unidos que en su país de orígen.

Tiene un cuerpo esbelto y elegante, de talla media y musculatura firme. Patas largas y delgadas, pero no muy finas, las posteriores un poco mas largas que las anteriores. Cola no muy larga y termina en punta. Pies ovalados con almohadillas rosadas. Su cuello es de talla y longitud mediana. Llega a pesar 4 kg.

Cabeza en forma de cuña, nariz color marrón, corta y angulada, con stop pronunciado, Cráneo ligeramente redondeado. Su mentón es fuerte y firme. Sus orejas están bien separadas y dirigidas hacia adelante, en alerta, son grandes, de base ancha y terminando en punta redondeada.

Ojos separados en forma almendrada y oblícuos.
Color: Unicamente de color verde, en todos los tonos e intensidades.

Pelaje corto, denso, muy brillante y pegado al cuerpo. Color marrón obscuro, debe ser uniforme en todo el cuerpo.

Es un gato inteligente, muy juguetón, independiente pero cariñoso con sus dueños. Como la mayoría de los de su especie se alejará de los extraños. Tiende a encariñarse más con un miembro de la familia al que seguirá por toda la casa exigiendo atención y caricias, en cambio, el Habana lo recompensará con adoración y fidelidad absoluta por toda su vida.

Se adapta perfectamente a vivir en un departamento. Las hembras son excelentes madres, siempre atentas a sus gatitos y les “hablan” constantemente.

En cuanto a su cuidado, con cepillarlos una vez a la semana bastará para que su pelaje se mantenga en perfectas condiciones.

habana-gato[1]

Himalaya:

Se origina en Estados Unidos gracias al cruzamiento entre la raza Persa, de la que heredó su estructura corporal, y la raza Siamés, de la que conservó los puntos de color y el azul de sus ojos. Se le dió el nombre de Himalaya por el parecido que presenta su patrón de color con el del conejo Himalayo.

Estos gatos se empezaron a criar en las décadas de los 20 y 30 del siglo pasado y, de inmediato, lograron captar la atención, la nueva raza se convirtió en una de las más conocidas y populares en el mundo. Algunos criadores cruzan indistintamente  Persas con Himalayas.

En algunas asociaciones al Himalaya se le reconoce con el nombre de Punto de Color de Pelo Largo.

Es un gato grande, su cuerpo es corto, voluminoso y parejo. Sus extremidades son gruesas y cortas, con pies grandes. Su cuello es corto y poderoso. Cola gruesa, de inserción algo baja y de poca longitud.

La cabeza destaca por su gran tamaño, es redonda y maciza. Su nariz es pequeña y ancha (chato). Las orejas son pequeñas y están bien separadas, puntas redondeadas y ligeramente inclinadas hacia adelante, con presencia de plumas largas en la zona.

Ojos grandes y redondos, muy expresivos.
Color: Azul zafiro.

Su pelaje es largo, denso, tupido, brillante y muy sedoso, con abundante collar. Su pelo llega a medir hasta 12 cm. Los gatitos nacen de color crema sólido y la nariz color rosa.

Color del manto: Por el cúmulo de información genética para los patrones y colores, se pueden encontrar muchas variedades de puntos, teniendo los tradicionales punto foca, azul, chocolate y lila, heredados del Siamés, o bien, puntos  con colores y patrones en combinación, heredados del Persa, como: crema, rojo, tabby rojo, tabby lila, tabby chocolate, tabby azul crema, el azul crema, el lila crema, etc.

Es una excelente compañía, muy cariñoso e inteligente. Disfruta mucho la compañía de su familia humana. No es muy maullador, tampoco requiere mucho espacio, por lo que vive muy feliz en un departamento, siempre y cuando lo mimen. A pesar de su estilo aristocrático, es muy buen cazador.

Se tiene que tener especial cuidado con su precioso pelo, debe cepillarse diariamente.

himalayo

Javanés:

Es una raza de tipo oriental y de pelo semilargo cuyo orígen es Gran Bretaña, aunque su nombre indique otra cosa. Su existencia es muy resiente, los años 60 del siglo pasado, surgiendo como resultado de las cruzas del gato Balinés (cuyo orígen es el Siamés), con la finalidad de obtener una mayor cantidad de colores en su manto. Las asociaciones felinas tienen concepciones distintas acerca del Javanés, para algunas es una variedad del Balinés, para otras, es un Oriental de pelo semilargo con ojos verdes.

Podemos decir que: “el Javanés es la variedad de pelo largo del Punto de Color de pelo corto que, a su vez, es un Siamés que no ostenta los colores tradicionales”.

Son de aspecto refinado y elegante, aparentemente frágiles, nada mas lejos de ese concepto.

De tamaño mediano, líneas suaves, muy estilizado pero con musculatura poderosa. Extremidades largas y esbeltas, con pies redondos y bien proporcionados. Cuello largo, fuerte y elegante. La cola es larga, delgada y termina en punto fino. Su peso oscila entre los 2.5 y los 5 kg.

Su cabeza, en forma de cuña, cuenta con una nariz corta, orejas grandes y erguidas, con buena separación, de base ancha terminando en punta, sin mechones.

Sus ojos son grandes, de forma almendrada y oblícuos.
Color: Verde brillante para los patrones naturales.
Azul claro para los gatos con esquema de puntos.

Su pelaje es semilargo, fino, sedoso, sin pelaje interior lanudo. Sus colores son de lo más variado, entre otros: variedades en negro, azul, chocolate, lila, gamuza, rojo, crema, atigrado, plateado, punteado (punto tabby rojo, punto tabby azul, punto tabby chocolate, punto concha de tortuga, etc.).

Gran cazador, muy inteligente y activo, le encanta trepar y realizar acrobacias asombrosas. Es muy cariñoso y sociable. Puede ser muy posesivo con su dueño y estar al pendiente de sus cambios de estado de ánimo, si está triste, será más cariñoso y no se apartará de su lado. Se adapta a la vida en un departamento con terraza, aunque adora el aire libre y los espacios abiertos. Se destaca por ser gran “platicador”, su maullido es ruidoso y constante. Excelente mascota para familias con niños y para personas solitarias.

Su mantenimiento es sencillo, con cepillarlo regularmente bastará.

4092429745_8f08081ff8[1]

Foto Flickr

Korat:

Es una raza exclusivamente azul y se tiene conocimiento de ella desde el siglo XIV, se le considera una de las razas mas antiguas y puras. Originario de Tailandia (Antiguo Reino de Siam) en donde se le llama Si-Sawat, siempre se le ha tenido en gran estima y, para los tailandeses, es símbolo de buena suerte.

Es mencionado y representado en el Smud Khoi, uno de los textos más antiguos sobre gatos, en donde sus ojos son descritos como “gotas de rocío en un hoja de loto”.

Llega a Estados Unidos en el año de 1959 para iniciar su crianza en el Continente Americano,  y en el año de 1966 empieza a competir en exposiciones felinas en ese país. Fué reconocido como raza por la Federación Internacional Felina en el año de 1972.

El Korat es de tamaño mediano, robusto y flexible, con buena musculatura  sostenida por una osamenta de media a fuerte, su pecho es ancho y musculoso. Sus extremidades posteriores son un poco mas altas que las anteriores, con pies ovalados y el color de sus almohadillas va de azul obscuro a gris claro. Su cola de base ancha no es muy larga, adelgazandose hasta terminar en una punta redondeada. El peso ideal de esta raza oscila entre los 2.5 kg y los 4.5 kg.

Esta raza tiene una característica única: la cabeza tiene forma de corazón. Su frente es ancha, la barbilla no es ni muy cuadrada ni muy puntiaguda, con maceteros  bien desarrollados. Su nariz es corta de color gris obscuro. Orejas grandes colocadas en lo alto, anchas en su base curvada y con puntas ligeramente redondeadas.

Ojos grandes, bien separados, redondos si están abiertos, pero con un declive oriental cuando están parcialmente cerrados.

Color: Verde brillante. El ámbar es aceptado solo en jóvenes. El color definitivo se alcanza hasta después de los dos años de edad.

Su pelaje es corto, denso, muy fino, brillante y pegado al cuerpo. Presenta poco subpelo.

Su manto es exclusivamente azul. La raiz del pelo es generalmente más clara, el color se intensifica hasta ser mas profundo justo antes de la punta, que es plateada. En los pelajes más cortos el brillo plateado se intensifica. Los gatitos no presentan el típico punteado, éste evolucionará conforme madura el gato.

Es elegante, le gusta moverse suavemente, con delicadeza, no por ésto dejar de ser activo y muy juguetón. El lazo afectivo que lo une a su dueño es muy estrecho, le gusta ser mimado y estar muy cerca de él.

Al Korat no le agrada el ambiente ruidoso, teniendo que ser entrenado desde pequeño en caso de que vaya a estar expuesto a ruidos fuertes y repentinos, una manera de lograrlo es mantener la radio encendida cerca de él.

4092429809_1173ce8cb3[1]

Maine Coon:

Nativa de los Estados Unidos y de la que se tiene conocimiento desde el siglo XVIII, es una raza natural, esto significa que el hombre no intervino en su desarrollo. Se desconoce cómo se originó, aunque se piensa que desciende de Europeos Domésticos que se cruzaron con gatos de pelo largo que fueron traidos a América por marineros asiáticos, estos gatos se establecieron en Maine (noreste de Estados Unidos), adquiriendo características muy especiales al adaptarse al duro invierno de esa región.

Es el gigante de las razas felinas, los machos llegan a pesar mas de 8 Kg. Es una de las razas más populares y codiciadas por los amantes de los gatos.

Lo que inmediatamente llama la atención es su gran tamaño y su impactante presencia, su esqueleto es pesado, el cuerpo es largo y musculoso sostenido por extremidades no muy altas, pero robustas y fuertes, pies grandes y redondeados. El cuello es musculoso y su pecho ancho. La cola es larga, con mucho pelo y termina con un pequeño “plumero”. Su tamaño definitivo lo alcanzan entre los 4 y 5 años de edad, la hembra es más pequeña, llegando a alcanzar un peso de 5 kg.

La cabeza del Maine Coon es proporcional al cuerpo y redonda, su hocico es cuadrado, nariz media y orejas grandes que terminan en punta, muy erguidas y con mechones.

Sus ojos, con buena separación, son grandes, anchos y ligeramente oblícuos.
Color: Se admiten el oro, cobre, verde en todas sus variedades; en los ejemplares blancos tambien se acepta el azul o dispares.

La longitud de su pelaje es semilarga. El largo de su pelo suele ser irregular en las diferentes regiones del cuerpo, es más corto sobre sus hombros y más largo en su abdómen y en los miembros posterior. Presenta un collar muy característico. Su pelo es grueso, espeso, tupido y sedoso. El color del manto es tan variado como: blanco, negro, azul, crema, tabby clásico, tabby mackerel, tabby plata, tabby rojo, tabby café, siendo el más común el pardo con rayas negras, de aspecto atigrado.

Con una personalidad contrastante que le permite ser un excelente y fiero cazador, y tener un carácter especialmente cariñoso, capaz de adaptarse a cualquier medio. Es sereno, tranquilo, muy afectuoso y fiel con sus dueños, fácil de educar. Está especialmente adaptado al frío, pero no se incomoda en climas cálidos. Puede vivir en un departamento, sin embargo requiere acceso al espacio abierto.

Es un gran trepador, suele subir a los lugares más altos y desde ahí vigilar y observar su territorio. No es muy ruidoso, sus maullidos son suaves. Dos datos muy interesantes de este felino: cuando acecha a sus presas parece que les está hablando y, gusta de chapotear en el agua, la que bebe muy frecuentemente ayudado con su mano, de ahí el nombre de Coon, que deriva de raccoon, mapache en inglés.

Su pelaje debe ser cepillado y peinado constantemente para evitar los nudos.

Maine Coon

Manx:

Esta raza, cuya principal característica es la falta de cola, debe su nombre a la isla de Man, localizada en el Mar de Irlanda, y se tiene conocimiento de ella desde el siglo XVI. Su orígen se pierde entre leyendas llenas de desbordante imaginación. Lo más probable es que los gatos hayan llegado a ese territorio inglés gracias a los galeones españoles que siempre los llevaban a bordo para controlar a los roedores de sus bodegas.

El Manx, con toda seguridad, es una mutación espontánea del Europeo Doméstico y, la falta de cola, es la manifestación de un gen que apareció de manera natural en la Isla de Man. El gran inconveniente de este gen es ser semiletal, los individuos homocigóticos para el gen que produce la falta de cola mueren y son reabsorbidos en etapas embrionarias. Todos los Manx son heterocigóticos, por lo que en las camadas encontramos gatitos con colas de diferentes longitudes y sin cola.

De talla mediana, su cuerpo es compacto y musculoso, su cuello es fuerte y guarda proporción al tamaño del gato. Sus extremidades posteriores son mucho mas largas que las delanteras y tiene gran profundidad en sus flancos. La grupa es redondeada y su espalda es corta. Los ejemplares que nacen con cola (muñón o algo más larga) son llamados: “stumpy“, lo que carecen totalmente de ella y, por lo tanto, son ejemplares de exposición, son llamados: rumpy.

La cabeza es ancha y rectangular, con maceteros bien desarrollados, sobre todo en los machos, su nariz es mediana con leve depresión a la altura de los ojos. Sus orejas son de tamaño mediano y redondeadas en las puntas, ligeramente anguladas hacia afuera.

Ojos grandes y redondos, muy brillantes.
El color de los ojos debe hacer juego con el color del manto.

Su pelaje es grueso, corto y doble, dando la impresión de estar “acolchado”.
En los años 60 apareció en Canadá la variedad de pelo largo al que le llamaron Cymric, tiene las mismas características del Manx, con excepción del largo del pelo, y ésto se dió en forma natural, sin la manipulación humana.

Color del manto: Se aceptan la mayoría de patrones y colores de pelaje, exceptuando el patrón de puntos.

Es muy juguetón, le encanta saltar y trepar a los lugares mas inaccesibles de la casa. Inteligente, hogareño y muy sociable, aún con los extraños. Es muy cariñoso con sus dueños y crea un fuerte lazo con ellos. Le agrada convivir con otras mascotas. Un cepillado semanal será suficiente para mantener su pelaje en perfectas condiciones y a él le encantará.

Su crianza es muy difícil debido a la alta tasa de mortalidad de los recién nacidos y a la propia reabsorción embrionaria causada por sus alteraciones genéticas. Otro problema que se puede presentar por causa del mismo gen que porta el Manx, es que es el causante de anormalidades en la columna vertebral y, por tanto, de varios problemas neurológicos.

Manx

Munchkin:

Originaria de Louisiana, Estados Unidos, es una de las razas más recientes. Los primeros criadores le dieron su nombre haciendo referencia a la tierra de Munchkin del “Mago de Oz”. Esta raza, aún en desarrollo, ha despertado encontradas opiniones entre los estudiosos de los gatos y la mayoría de las asociaciones no la reconoce. Su principal característica es tener las extremidades anormalmente cortas como resultado de la mutación de un gen dominante, el resto del cuerpo no presenta alteraciones. En una camada de Munchkin pueden nacer gatitos con patas cortas y gatitos con patas largas sin distinción de sexo.

Se tienen antecedentes de gatos con estas características en Inglaterra y Rusia durante la primera mitad del siglo XX, perdiéndoles el rastro en la Segunda Guerra Mundial.  Tiempo después, hacia el año de 1982, apareció una gata con “patas cortas” a la que llamaron Blackberry, con ella se inició la crianza de esta nueva raza y, por primera vez en la historia de la Zootecnia Felina, la armónica estructura del felino doméstico se ha roto.

Aún no está definido el estándar de esta nueva raza, se siguen haciendo cruzas con Persa, Abisinio y Siamés, por lo tanto, falta tiempo para poder tener un criterio uniforme sobre ella. Otra situación que tendrán que enfrentar los criadores, es el poder obtener el reconocimiento de todas las asociaciones. Por lo pronto podemos decir que en 1995 la TICA (The International Cat Association) reconoció al Munchkin como raza, y ese mismo año publicó su estándar.

El Munchkin (según la TICA) es de talla mediana, osamenta y musculatura medianas. El pecho es redondeado y su espalda ancha. Su cuello es mediano, grueso, con buena musculatura. Sus extremidades anteriores visiblemente más cortas de lo que son las posteriores. Sus pies redondos y de tamaño mediano. La cola, de inserción alta, es medianamente gruesa y se va afinando hacia la punta.

La cabeza es de forma de triángulo equilátero con contornos redondeados, frente chata y cráneo redondeado. Los maceteros son mas desarrollados en el macho. La nariz de tamaño medio. Sus orejas moderadamente anchas en su base, triangulares y rectas.

Sus ojos son grandes, en forma de nuez y separados, ligeramente oblícuos.
Color: Todos los colores son aceptados.

El pelaje tiene dos variedades: Pelo corto y pelo semilargo. Es de textura sedosa y pelusa medianamente abundante.
Color del manto: Se admiten todos los colores.

Son gatos muy juguetones, sociables y afectuosos. Agiles y muy activos. Muy buena compañía para sus dueños por los que siente adoración. Sus cortas patas no dificultan su movilidad pero, por obvias razones, nunca podrán saltar tan alto como lo hacen las otras razas.

munchkin

munchkin_1

Oriental:

Esta raza es originaria de Tailandia, al SE del Continente Asiático. Es muy antigua, contándose con una descripción de ella que data del año 1350. Tiene la misma conformación del Siamés, podemos decir que: el Oriental es un Siamés que no presenta el clásico patrón de puntos del Siamés. Fué en Inglaterra que se le dió el nombre de Oriental en el año de 1920, aceptándola como una raza independiente de la del Siamés. En 1976 es aceptada como raza en Estados Unidos y su crianza profesional ha conseguido aumentar el número de colores autorizados.

Al Oriental de colores sólidos, que son ejemplares que presentan un solo color uniforme, se les conoce en algunos países como Extranjeros y, se les llama Orientales, a los ejemplares que presentan el patrón tabby.

Es un gato elegante, de tamaño mediano, largo y esbelto, tubular y muy estilizado, pero con fuerte musculatura. Su cuello es largo y delgado. Sus extremidades son largas y delgadas, bien proporcionadas con el resto del cuerpo, con pies ovalados. La cola es larga, adelgazándose hasta terminar en un punto fino.

Cabeza en forma de cuña (en forma de triángulo), de tamaño medio y proporcionada al cuerpo. Nariz recta y larga. Sus orejas son grandes, bien separadas, con base ancha, triangulares y terminan en punta.

Sus ojos son de tamañó mediano, en forma almendrada, oblícuos hacia la nariz.
Color: Preferentemente el verde intenso. En los ejemplares de manto blanco puede ser azul.

Su pelo es corto, fino, brillante y muy pegado al cuerpo.

En Estados Unidos se aceptan 26 colores, pero las combinaciones llegan a ser muchas más.

El color de manto del Oriental puede ser: Sólido (Color uniforme); Bicolor (blanco con cualquier otro color); Sombreado (ahumado, chinchilla); Tabby (atigrado).

El único patrón que no debe aparecer en esta raza es el patrón de puntos típico del Siamés.

El Oriental es un gato muy activo. Es especialmente curioso, por lo que debe estimularse adecuadamente para que no se aburra. Sociable como es, no le gusta la soledad, por lo que exige mucha atención de sus dueños. Al igual que el Siamés, es muy vocalizador. Su pelo no requiere de grandes cuidados, con cepillarse una vez a la semana es suficiente. Como generalmente sucede con las razas de pelo corto, la pubertad la alcanzan a temprana edad.

Oriental2

Pelo Corto Americano:

Esta raza desciende del antiguo gato que sacaron los romanos de Egipto para llevarlo por todos los territorios conquistados por ellos. De esta manera se dió a conocer prácticamente a todo el mundo ese pequeño, fascinante y útil felino, el cual, gracias a su increíble adaptación, sobrevivió en las diferentes regiones a las que fué llegando con el paso de los siglos y poco a poco adquirió diferentes características, algunas de ellas en forma natural, otras, con la intervención del hombre.

El Pelo Corto Americano se origina a partir de los gatos que los primeros inmigrantes europeos llevaron a Estados Unidos, por lo que podemos decir que es un Europeo Doméstico, y que, conforme se fué adaptando a su nuevo territorio, sufrió algunos cambios que lo distinguieron de su ancestro inmediato. Bien estandarizado en la actualidad y sometido a la crianza selectiva, es una raza diferente, otorgándosele el nombre que lleva en el año de 1966.

Es un gato con musculatura bien desarrollada y osamenta firme, puede ser mediano o grande; es compacto y flexible. Su cuello es mediano y musculoso, muy fuerte. Pecho y espalda bien desarrollados. Las extremidades medianas y poderosas, con pies redondos. Su cola de base ancha, no es muy larga y no termina en punta.

La cabeza es grande, con buen desarrollo de sus maceteros y hocico cuadrado. Sus orejas son medianas y con puntas moderadamente redondeadas.

Sus ojos están separados, son grandes y redondos (el párpado superior ligeramente almendrado), muy abiertos y expresivos.
Color: Son de color claro, deben hacer juego con el color del manto. En los ejemplares blancos pueden ser azules o impares.

Como lo indica el nombre de la raza, su pelaje es corto, debe ser espeso, aspero, parejo y de textura gruesa. Se le encuentra en todos los colores y patrones.

Excelente cazador, inteligente, ágil y resistente. Es silencioso, pero muy “ronroneador” cuando se le acaricia. Es cariñoso con su familia humana y muy sociable con los extraños; fácil de educar y puede convivir muy bien con otras mascotas. Le gusta la vida dentro de la casa, pero le encanta salir a recorrer su territorio, y siempre exigirá algún premio cuando regrese  con algún presente cazado por él para su dueño. Son excelentes madres, siempre al pendiente de sus gatitos y, en caso de peligro, suelen defenderlos fieramente.

Se adapta a cualquier clima, es muy saludable y no requiere mayores atenciones que las caricias de su dueño cuando él las solicite, además de un buen baño y de cepillarlo de vez en vez.

pelo corto americano

Pelo Corto Británico:

Otra raza que tiene como antepasado directo al Europeo Doméstico. Se desarrolló gracias a las características que fue adquiriendo en forma natural a través de muchos siglos de vivir y reproducirse libremente, y por el interés de las personas que decidieron criarlo conservando los cambios adquiridos durante su adaptación en tierras inglesas hasta que se logró convertir en una raza independiente. Se considera a Harrison Weir el creador de esta raza, también fué el que organizó en el año de 1871 la primera muestra felina en el Palacio de Cristal de Londres, Inglaterra, donde se expusieron varios ejemplares del Pelo Corto Británico. Otro dato interesante es que en el año de 1889, Weir escribió “Nuestros gatos y todo sobre ellos”, donde ilustra la descripción de variedades de árbol genealógico de la época, siendo éste el primer libro de pedigríes de gatos.

La crianza selectiva del Pelo Corto Británico inició en el último tercio del siglo XIX, y a mediados del siglo XX se reforzó su estructura haciendo cruzas con Persa, en la actualidad esta práctica está prohibida.

Son gatos de tamaño mediano a grande, compactos, fuertes, con musculatura muy desarrollada; su espalda y lomo son anchos y planos; pecho ancho y robusto; cuello corto y grueso. Sus extremidades son cortas y musculosas, con pies redondos. La cola es corta, proporcionada al cuerpo, gruesa y redondeada en la punta.

La cabeza es redonda, sin ángulos, con pómulos salientes y hocico bien definido. Nariz corta, ancha y recta, sin stop; las orejas, bien separadas, son medianas y redondeadas en sus extremos.

Los ojos son grandes, redondos, muy abiertos y separados entre si.
Color: Deben hacer juego con el manto. Cobre o naranja en la mayoría de los colores; verde en los sombreados; en los ejemplares blancos pueden ser azules o impares.

Su pelaje es corto, muy denso, de textura gruesa y con buen subpelo.

Prácticamente se aceptan todos los colores con excepción del punto de color característico del Siamés. El color más conocido es el azul.

Son de temperamento apacible, sociables y afectuosos, pero no molestos, no requieren llamar la atención, su voz es muy suave. Excelentes cazadores. Las hembras son muy buenas madres y tienen entre 3 y 5 gatitos por parto, a los que cuidan con esmero.

Son gatos muy glotones, por lo que es necesario vigilar su peso. Es una raza muy saludable, no requieren de muchos cuidados, con cepillarlos esporádicamente bastará, sobre todo en la época de muda.

pelo corto britanico

Pelo Duro Americano:

Originaria de Estados Unidos, es el resultado de una mutación que ocasionó que el pelaje de estos gatos sea rizado.

Todos los gatos de esta raza tienen como antepasado un gato llamado Adam, hijo de padres de la raza Pelo Corto Americano nacido en el año de 1966 en el norte del Estado de Nueva York. El pelo de Adam fué examinado determinandose que era diferente, a partir de ese momento se inició la crianza selectiva para lograr obtener gatos con esas mismas característica en su pelaje.

Al cruzar dos Pelo Duro Americano, rara vez se obtienen camadas satisfactorias, por lo que las cruzas se hacen entre Pelo Corto Americano y Pelo Duro Americano, el resultado es que algunos gatitos de la camada nacen con pelo duro y otros no. Por lo anterior podemos decir que esta nueva raza es simplemente un Pelo Corto Americano con el pelo semejante al “pelo de alambre” de los perros terriers.

Puede ser mediano o grande, tiene buena musculatura, es compacto y flexible; su cuello es mediano y muy fuerte; el pecho y la espalda están bien desarrollados. Los miembros son medianos y musculosos, con pies redondos. Su cola, de longitud media, es ancha en su base. Los machos son más grandes que las hembras.

La cabeza es grande y su hocico cuadrado. Mejillas redondas y mandíbulas potentes. Nariz mediana y recta. Sus orejas son separadas, medianas y moderadamente redondeadas en las puntas.

Ojos grandes y redondos, de color claro y muy expresivos.
Color: Debe hacer juego con el color del manto.

Pelo corto, muy rizado, irregular, grueso y aspero, duro al tacto. “La forma de algunos pelos es de espiral y la del pelo secundario recuerda a la de un cayado”.

Como en el Pelo Corto Americano,  se aceptan todos los colores y patrones, siendo más frecuentes los de color sólido (monocolores). Los tabby llegan a presentar un dibujo desigual.

Es un gato independiente pero muy cariñoso con sus dueños. Es inteligente, curioso y adaptable. Una característica muy especial en ellos es que son gatos valientes y, por lo mismo, las hembras son muy protectoras con sus gatitos. Puede vivir en un departamento pero que tenga terraza o, mejor aún, que disponga de un jardín. Su pelaje lo hace muy resistente a cualquier tipo de clima. Debe cepillarse de vez en cuando, sobre todo en la época de muda.

pelo duro americano[1]

Persa:

Es una raza muy antigua originaria de Persia, hoy Irán, y Turquía. Se piensa que desciende del Angora Turco.

Fué llevado a Europa, específicamente a Italia, en el siglo XVI, llegando tiempo despues a Francia y a Inglaterra. Máximo representante de la aristocracia felina, ha logrado ser durante los últimos 700 años, muy bien recibido por los amantes de los gatos. En la actualidad, el 75% de los gatos de pedigrí son Persas.

Los actuales Persas son el resultado de la crianza selectiva que se ha venido realizando desde el siglo XIX en Inglaterra, desarrollandose a través de cruces de Persa puro con Angora Turco blanco, obteniendose pelo mas sedoso y la multiplicación de los colores del manto.

Se aceptan más de 140 variedades del Persa, para algunas asociaciones el Himalaya es una variedad más. Se ha creado una variedad de Persa conocida como Persa cara de Peke, en la cual la nariz ha sido extremadamente achatada, ésto trae como consecuencia que el lagrimal del gato pueda afectarse, por esa razón esta variedad no es reconocida por algunas asociaciones.

De cuerpo grande y tipo cobby (rechoncho), es compacto, parejo, macizo y musculoso, su longitud puede alcanzar los 50 cm. De estructura ósea gruesa; cuello corto y musculoso. Las extremidades son cortas, fuertes y gruesas, con pies grandes y redondos. Su cola llega a medir 30 cm., es gruesa, con abundante pelo y termina en penacho.

Su cabeza es enorme, redonda y maciza, con maceteros bien desarrollados. Su nariz es chata; las orejas, con buena separación, son pequeñas y redondeadas, con mechones de pelo largo.

Los ojos del Persa son redondos, grandes y muy abiertos.
Color: Cobre o naranja para la mayoría de los colores y patrones del manto. Los gatos con manto blanco pueden tener los ojos de color naranja, dispares o azul.

El pelajes es largo, el más largo de todas las razas de gatos, y es precisamente el largo del pelo lo que da ese aire “aristocrático” a esta raza. Su pelo es fino y muy sedoso. El Persa se puede presentar prácticamente en todos los colores y patrones. La extrema longitud del pelaje hace que algunos patrones luzcan mucho más bellos.

Es un gato dulce, tranquilo y pacífico. Exige constantes muestras de cariño de parte de sus dueños. Es muy observador y poco expresivo. No le interesa en lo absoluto la cacería, tal parece que carece de ese instinto cazador que identifica a todos los felinos, lo suyo es el descanso y, para ello, no hay como un buen y fino sofá, por lo vive feliz en el interior de las casas.

Requiere de muchos cuidados y dedicación por parte de sus dueños, cepillarlo diariamente a partir de las 6 semanas de edad es imperativo. Su crianza es difícil, las camadas son de dos o tres gatitos y tardan en destetarse hasta tres meses.

persa

Rabón Japonés:

Es una raza nueva para América y Europa pero no para su país de orígen, Japón, en donde se conoce y se cría desde hace siglos y cuya principal característica es tener una cola muy pequeña. Es su país se le conoce como Mi-Ke.

Hace más de 1000 años el gato fué introducido en Japón, inspirando gran admiración y respeto hacia esta especie, por lo que hasta la fecha en la cultura japonesa estos felinos son mantenidos en un lugar privilegiado, y es posible que sea el único país en la actualidad que tiene un templo donde directamente se involucra al gato en su culto, el Templo de Gotokuji.

Muchos grandes artistas lo han representado, como es el caso del pintor Utamaro y, en el campo literario, destaca la obra “Yo soy un gato” del escritor Soseki.

La mayoría de los gatos representados a través de muchos siglos en Japón, son ejemplares con colas muy cortas, y estos son precisamente de la raza que nos ocupa, el Rabón Japonés, que es el resultado de una mutación diferente a la que provoca la falta de cola de la raza Manx.

Su cuerpo es mediano, largo y esbelto, como el de un oriental tradicional, pero más musculoso. Sus miembros son altos y delgados, los posteriores son más largos que los anteriores y muy angulados, con pies medianos y ovalados.

La cola debe medir entre 5 y 10 cm, algunas llegan a medir 12 cm. Puede llegar a formar ángulos o curvas. El pelo de la cola es más largo que el del resto del cuerpo y puede estar dispuesto de tal forma que da la apariencia de una borla.

La cabeza la tiene de forma de triángulo equilátero de líneas sutilmente redondeadas, con pómulos altos; el hocico no debe ser puntiagudo. La nariz es larga, lo mismo que sus orejas, las que están ligeramente redondeadas en las puntas y un poco inclinadas hacia adelante.

Sus ojos son grandes y ovalados.
Color: Debe armonizar con el color del manto.

Su pelaje es definitivamente corto, aunque es más largo que el de otras razas de pelo corto, es suave y sedoso. Se aceptan prácticamente todos los colores con excepción del esquema de puntos característico del Siamés y el color de manto del Abisinio.

Es inteligente, muy afectuoso, juguetón y sociable, apto para la vida en familia y para vivir en el interior de las casas, aunque es un gran “pescador”, si el Rabón Japonés tiene acceso a un río o un lago, no duden que atrapará algún pez y lo llevará como presente a sus dueños. Exige y da mucho cariño.

Tiene la costumbre de levantar una de sus manitas cuando está sentado, por lo que en Japón lo representan en figuras donde una de sus manos está levantada, como saludando, y a ésto le dan el significado de atraer buena suerte, es costumbre regalarlo a las amistades.

Un cepillado regular mantendrá su pelaje en perfectas condiciones.

bobtail

Ragdoll:

Es una raza reciente originaria del Estado de California en los Estados Unidos. Su creadora es Ann Baker, quien emprendió la búsqueda de un nueva raza a partir de una camada de Jesephine, una gata de su vecindario, por observar en esos gatitos algo diferente, queriendo conseguir a través de ellos los ”gatos perfectos”. La historia es algo confusa y está llena de mitos, lo que es un hecho es que esta nueva raza se caracteriza por su extraordinaria docilidad y su capacidad para relajarse en cualquier posición, por más incómoda que parezca, de ahí su nombre de Ragdoll, que significa muñeca de trapo. Algunos criadores han llegado a afirmar que no sienten dolor, ni miedo. Se piensa que esas características han sido dadas por mutaciones naturales y los cruzamientos con razas como la Siamés, Persa y Sagrado de Birmania.

En la actualidad los verdaderos Ragdoll, descendientes de la línea original, son muy raros.

Es un gato grande y pesado, los machos pueden llegar a pesar hasta 10 kg, mientras que las hembras llegan a los 5 o 6 kg. Es fuerte y musculoso. Su cuello es corto y macizo. Las extremidades son medianas y musculosas, las posteriores más largas que las anteriores, con pies redondos, que pueden  presentar manchas blancas llamadas guantes. Su cola es robusta, no es muy larga y con mucho pelo. Su pleno desarrollo lo alcanzan alrededor de los tres años de edad.

La cabeza, entre los ojos y las orejas es amplia, adelgazandose hacia la barbilla que es redondeada, esta disposición hace evidente su cara en forma de “V”. De mejillas anchas y nariz corta. Su mentón es bien desarrollado y sus maxilares fuertes. Sus orejas son medianas, de base ancha y levemente redondeadas en las puntas.

Sus ojos son medianos y ovalados, brillantes. En el extremo del párpado presenta un pequeño doblez hacia arriba.
Color: Azul, entre más intenso mejor.

Su pelaje va de semilargo a largo, pesado. Su pelaje externo es grueso y sedoso. Presenta collar, bombachos y una cola emplumada. Están reconocidos el bicolor, el patrón de puntos con o sin marcas de color blanco en manos y patas, y también en otras partes del cuerpo. La máscara debe presentar una “V” invertida color blanco lo más simétrica y centrada posible.

Su docilidad extrema es lo que más llama la atención. Puede ser muy amigable y juguetón. Es muy dependiente, casero, y no le gusta salir mucho. Es incapaz de vivir en la calle ya que reacciona poco ante el peligro, tal parece que careciera de instinto de conservación.

Es muy cariñoso con su dueño, siguiéndolo incansablemente por cada habitación, incluso gusta de recibirlo cuando llega a casa, como suelen hacerlo los perros. Tiene un sueño muy profundo y no le incomodan los ruidos por mas extraños que sean. Maulla muy poco y, cuando lo hace, es en forma débil.

No requiere de muchos cuidados, con cepillarlo una vez a la semana es suficiente.

3526235542_f68372fa18[1]
Foto Flickr

Rex:
 
Con este nombre se les conoce a los gatos que tienen como característica singular el pelaje ondulado o rizado, y son el resultado de mutaciones espontáneas que se han dado en el Europeo Doméstico. El nombre de Rex viene de una raza de conejos que presenta, también, este distintivo tipo de pelaje.

Rex es el nombre común de cinco razas distintas de gatos de pelo rizado: el Cornish Rex, el Devon Rex, el Selkirk Rex, Oregon Rex y el Rex Alemán, son razas distintas por que las mutaciones que presentan son diferentes genéticamente y, por lo tanto, son razas independientes, aunque fenotípicamente sean muy parecidas. Las mutaciones que dieron orígen al Oregon Rex y al Rex Alemán, son diferentes  a las de los otros tres Rex, y las dificultades que presentan para su crianza los convirtieron en razas que prácticamente están extintas.

Algunos criadores refieren que los gatos Rex nacen con los ojos abiertos o los abren a los pocos días de nacidos, mucho antes que las otras razas de gatos, por lo que deben mantenerse alejados de la luz directa por algunas semanas para evitar cualquier posible daño en ellos.

Al Cornish Rex y al Devon Rex que presenta el esquema de puntos se le denomina Si-Rex.

Cornish Rex:

Aparece en 1950 en una granja de Cornualles, Inglaterra.

Es un gato de talla media, de aspecto tubular, muy delgado pero con musculatura desarrollada. Osamenta muy fina. Sus extremidades son largas, muy delgadas y deben estar cubiertas en su totalidad de pelo rizado. Sus pies son pequeños y de forma ovalada, las almohadillas plantares son redondas. Su lomo es arqueado. La cola es larga y delgada.

Cabeza en forma de cuña, barbilla bien desarrolladas. Su mentón es muy fuerte. Perfil recto y alargado. Su orejas son grandes, cónicas y ligeramente redondeadas en la punta.

Ojos ovalado y ligeramente oblicuos.
Color: Luminoso que debe hacer juego con el color del manto. Azules en el esquema de puntos.

Pelaje corto, denso. Carece de pelo de protección, el pelo secundario es completamente ondulado y debe cubrir todo el cuerpo. Los bigotes y las cejas también son rizados. Se aceptan todos los colores y los puntos de color. Los más comunes son los sólidos y los bicolores.

Es muy sociable y juguetón, le gusta el contacto con los niños. Inteligente e independiente. Puede convivir fácilmente con otros gatos. Suele adaptarse fácilmente a distintos ambientes, sin embargo no se siente muy a gusto a la intemperie. Es un gato perfecto para vivir en un departamento. Es muy goloso por lo que se debe vigilar su peso.

Para mantener su pelaje en forma óptima solo es necesario pasarle un guante de franela de vez en cuando. La limpieza de oidos y baños regulares son necesarios.

cornish

Fotos Flickr

Devon Rex:

El primer Devon Rex apareció de forma natural en 1960 en el Condado de Devon en Inglaterra. Algunos gatos no presentan la totalidad del pelo hasta los 18 meses, ya que se retrasa el crecimiento de los pelos primarios y de las cerdillas, presentando por todo el cuerpo una pelusilla (pelos de guarda) de tacto similar al melocotón.

Su cuerpo es mediano, tiene un tipo más pesado que el del Cornish Rex. Es muy delgado, ligeramente alargado y musculoso. Su cuello es de talla mediana y muy esbelto, la parte anterior puede carecer de pelo; espalda arqueada. Las extremidades son largas y muy delgadas, siendo las posteriores  más altas, Su cola es larga, delgada y termina en punta, está cubierta totalmente de pelo rizado.

Su cabeza es de forma triangular, frente abombada, mentón fuerte, pómulos salientes; nariz corta con stop marcado. Sus orejas son grandes y oblicuas, parecen de “duendecillo”, se admiten calvas en las sienes.

Ojos ovalados.
Color: Luminoso, debe hacer juego con el color del manto.  Azules en los ejemplares que presentan el esquema de puntos.

Su pelaje es corto, muy fino y sedoso, ondulado y rizado.

Cuenta con pelo primario que, al igual que el secundario, es rizado. Tienden a perder los bigotes, pues son muy frágiles. Las cejas y bigotes (si los hay) deben ser rizados. Tiene pelos rizados detrás de las orejas, son muy apreciados, se les llaman penachos y, en la punta redondeada de las orejas, asoman unos pelillos dispuestos en la parte superior. Los rizos se acentúan más en los miembros posteriores, orejas, flancos y dorso. Se aceptan todos los colores y patrones.

Los Devon Rex son gatos muy juguetones, inteligentes, sensibles e independientes. Son cariñosos y disfrutan de la compañía de las personas y de otros gatos. Se adaptan fácilmente a vivir en departamentos.

Son sanos y fuertes, generalmente disfrutan de una larga vida. El pelaje se mantendrá brillante y saludable pasándole un guante de franela de vez en vez. El baño y la limpieza de oidos debe ser regular.

devon-rex

Selkirk Rex:
La última de las mutaciones espontáneas que se manifiestan con pelo rizado es el  Selkirk Rex, y fué el resultado de una tercera mutación producida por un gen dominante, mientras que el del Cornish y el del Devon, son genes recesivos.
 
El Selkirk Rex se ha desarrollado en los últimos 20 años y es diferente a los otros Rex. El primer Selkirk apareció en el año de 1987, en una camada en Wyoming, Estados Unidos. Este ejemplar fué cruzado con un Persa negro, dando resultados positivos, ésto es, que en la nueva camada se obtuvieron gatitos con pelo rizado. El Pelo Corto Americano, el Británico y el Exótico, han contribuido a establecer esta nueva raza.

Es un gato grande, fuerte, largo y con buena musculatura; con hombros anchos. Osamenta gruesa. Cuello mediano, bien proporcionado. Los miembros, de tamaño mediano, son musculosos, con pies ovalados.
La cabeza es redonda, con maceteros desarrollados. Nariz mediana. Orejas medianas, con buena separación y puntas redondeadas.
Sus ojos son ovalados, ligeramente oblícuos y muy abiertos.
Color: Debe armonizar con el color del manto.
Pelaje: Su pelo es rizado, fino y sedoso. Puede ser corto o semilargo. Carece totalmente de pelaje interior. En la cara el pelo es más corto que en el resto del cuerpo.
Se aceptan todos los colores. En los bicolores siempre predomina el color blanco, el otro color, no deberá ocupar más del 25% del resto del manto.
 
Son gatos muy amoroso, tolerantes y pacientes, por lo que son excelentes compañeros, muy apegados a sus dueños. Les gusta el juego y, sobre todo, les fascina estar en brazos.

Son animales fuertes y sanos, pero, por carecer de subpelo, no se adaptan bien al frío, por lo que viven perfectamente dentro de las casas. Se recomienda cepillar esporádicamente.

 

SelkirkRex

Scottish Fold:

Originaria de Escocia a mediados del siglo pasado. Esta raza es una mutación más del Europeo Doméstico, y tiene como característica principal que las orejas del Scottish Fold están dobladas hacia adelante, a diferencia del American Curl que las tiene dobladas hacia atrás. Esta característica se debe a un gen dominante, por lo que no es tan difícil criarlos. Sin embargo, dentro de los programas de crianza selectiva, se tiene como norma cruzar gatos de orejas dobladas con gatos de orejas normales, ésto es debido a que las camadas nacidas del apareamiento de dos ejemplares con orejas dobladas pueden presentar algunos problemas, como: malformaciones óseas y crecimiento excesivo de las uñas, lo que deforma los cojinetes plantares. Las razas que se utilizan para los cruzamientos son: Pelo Corto Americano o Pelo Corto Británico.

Los gatitos de esta raza nacen con las orejas normales, y éstas se van doblando alrededor de la tercera o cuarta semana de vida.

Existen algunos relatos sobre gatos con estas características que llegaron de China a tierras escocesas a finales del siglo XIX, pero no se puede asegurar que esos ejemplares hayan intervenido en el desarrollo de esta raza, que fue reconocida como tal en el año de 1974, pero no por todas las asociaciones. Son más conocidos fuera de Inglaterra. Hace algún tiempo que se inició la crianza de la variedad de pelo largo.

Su cuerpo es mediano, compacto, redondeado y musculoso. Su cuello es corto, ancho y fuerte. Sus extremidades  medianas y fuertes, pero no muy gruesas. Su cola, bien proporcionada, es muy flexible y no debe ser demasiado gruesa. Su peso oscila entre los 2.5 y 6 kilogramos.

Su cabeza es grande y redondeada; su nariz es ancha. Las orejas son pequeñas y replegadas hacia el frente y abajo, tienen una línea de doblez definitivo desde el nacimiento.

Ojos grandes y redondos, con buena separación.
Color: Debe de hacer juego con el color del manto.

El pelaje es corto, espeso, suave y resistente. Puede presentar cualquier color y patrón, menos el esquema de puntos.

Es una gato pacífico y dulce, elegirá a una persona de la familia para demostrarle todo su cariño. Es un excelente cazador. Se adapta bien a vivir dentro de las casa, pero es mejor que cuente con un jardín o una terraza.

Es una raza fuerte y sana, resiste muy bien el frío. Las hembras son muy buenas madres y, en general, no presentan problemas durante el parto.

Se recomienda cepillarlos diariamente, sobre todo en la época de muda.

scottish-fold-01

Siamés:

Originario del Antiguo Reino de Siam, hoy Tailandia, es una de las razas más antiguas, la primera descripción que se tiene de ella se remonta al año de 1350. El Siamés ha mantenido sus características intactas y ha dado orígen a muchas razas, tal es el caso del Balinés, Punto de Color de Pelo Corto, Javanés y del Oriental. En el antiguo Smud Khoi, libro dedicado a los gatos, aparece la representación de un gato muy parecido al Siamés actual.

Eran venerados en su natal Tailandia e, incluso, tenían un papel sobresaliente en los funerales de la nobleza tailandesa.

Fué llevado a Europa en la década de los 70 del siglo XIX y 10 años mas tarde llegó a Estados Unidos, iniciandose la crianza selectiva de esta raza, aunque ya en su país de orígen se llevaba a cabo. Desde entonces se ha convertido en una de las razas más conocidas y populares en todo el mundo.

Para muchos conocedores es el gato más elegante, para el resto del mundo, sus hermosos ojos azules, su mirada inquisitiva y su peculiar voz, no les permite ser indiferentes ante este bello felino.

Punto de Color de Pelo Corto:

De tipo exótico u oriental, tiene exactamente la misma conformación del Siamés, la única diferencia es el color del esquema de puntos, el cual debe ser diferente al tradicional del Siamés.

Para algunas asociaciones el Punto de Color de Pelo Corto es considerado un Siamés pero de distinto color.

Esta raza es el resultado de la cría selectiva del Siamés con el cruzamiento, probable, del Europeo Doméstico, De la primera conservó su estructura y el patrón de puntos y, de la segunda, heredó el potencial genético para el resto de los colores y otros patrones de pelaje, los que se encuentran integrados en los puntos.

Esta raza ha estado ganando mucha popularidad en los últimos años.

Es un gato elegante de tipo oriental y tamaño mediano. Su cuerpo es alargado, esbelto, tubular, delicado, muy estilizado y con musculatura muy pegada al cuerpo; su osamenta es muy fina; cuello largo y delgado. Las extremidades son largas y esbeltas, las posteriores un poco mas altas que las anteriores, con pies ovalados. La cola es larga, delgada y termina en punto fino, nunca con nudos.

La cabeza, de tamaño mediano, tiene forma de cuña, con ángulos puntiagudos; de perfil, el cráneo se ve ligeramente convexo. Nariz larga y recta. Orejas grandes y separadas, de base ancha y terminan en punta.

Los ojos son almendrados y de tamaño mediano, ligeramente oblícuos.
Color: Siempre azul, luminoso y profundo. Nunca bizcos.

El pelaje es muy corto, fino y brillante, liso y apretado. Prácticamente carece de pelusa.

El Siamés, para algunas asociaciones, solo debe ser de los colores tradicionales: Punto foca, punto azul, punto chocolate o punto lila. Los gatos con otros colores de puntos son llamados Punto de Color de Pelo Corto, éstos, para otras asociaciones, son una raza independiente.

Los gatitos nacen completamente blancos, conforme crecen van adquiriendo los puntos de la raza. El proceso de pigmentación nunca se detiene.

Dotado de gran inteligencia, es un gato muy dominante, exigente e independiente. Son fáciles de entrenar. Muy activos y ágiles. No todos son sociables con los extraños, pero su curiosidad los tendrá cerca, observándolos. Muy apegados y cariñosos con sus dueños, siendo grandes amantes del agua, no dudan en meterse a bañar con ellos si tienen oportunidad. Les encanta su hogar.

Tienen un maullido que no pasa desapercibido, es mucho más fuerte, “brillante” y utilizan un mayor número de modulaciones que cualquier otra raza, éste se hace más evidente en la época de celo, cuando las hembras llaman al macho. Algunos criadores mencionan que la gestación en esta raza puede durar hasta 69 días.

Por ser como son, curiosos y activos, necesitan espacio, y serán muy felices si tienen a su alcance un jardín. Son muy meticulosos con su aseo diario. Su pelaje no requiere grandes cuidados, cepillados casuales serán suficiente.

siames

 

Siberiano:

Estos gatos son originarios de las zonas boscosas de Rusia y Ucrania, específicamente de la fría región de Siberia. Se piensa que esta raza es el resultado de los apareamientos que se dieron en forma natural entre el Europeo Doméstico y el gato salvaje de los bosques siberianos.

Poco conocidos para el resto de Europa antes de la década de los 80 del siglo XX, es una raza de la que se tiene conocimiento que existe desde hace muchos siglos. Eran los “gatos palaciegos” durante la época de los Zares.

El Siberiano, el Main Coon y el Gato de los Bosques de Noruega, son razas a las que se les conoce como “Gatos del Bosque”, y cuentan, como característica principal, con un exuberante pelaje impermeable que es idóneo para soportar las gélidas temperaturas a las que estuvieron expuestos en sus lugares de orígen.

En el año de 1987 fué aceptado como raza en la mayoría de las asociaciones occidentales. En la actualidad son criados especialmente en Rusia, Alemania y Estados Unidos.

El Siberiano es un gato grande, fuerte, de gran musculatura. Su osamenta es gruesa. Su cuello es macizo, de tamaño medio. Las extremidades son medianas, fuertes, poderosas, sus pies grandes y redondos, con mechones de pelo entre los dedos. Lomo redondeado. La cola es larga, de base ancha, adelgazándose hacia la punta, con bastante pelaje. Su peso oscila entre los 4 y los 9 kg.

Su cabeza es grande, ancha y de contornos redondeados. Nariz mediana y ancha. Orejas de tamaño mediana, anchas en su base y de puntas redondeadas, con plumas.

Ojos bien separados, grandes y ligeramente oblícuos.
Color: Debe hacer juego con el manto. Azul en el patrón de puntos.

Su pelaje es semilargo, grueso y brillante. Pelusa abundante y lanosa, sobre todo en el vientre y en la parte posterior de las patas traseras. En el lomo, costados y parte superior de la cola, el pelo es grueso e impermeable. Su pelo es más largo en el cuello (collar), pecho, miembros posteriores y cola. Los gatitos nacen con pelo corto, a partir de los tres meses aparecen sus pelos protectores.

Son aceptados todos lo colores excepto el chocolate, lila, canela y fawn. Los ejemplares que presentan el patrón de puntos se conocen como Neva Mascarade.

Es un gato tranquilo, sociable y afectuoso, pero no sumiso. Es muy ágil, le encanta trepar y jugar, sobre todo con agua. Convive perfectamente con otras mascotas. Es muy comunicativo, y lo logra a través del ronroneo y las caricias a su dueño. Es un excelente cazador por lo que estará feliz viviendo en una casa con jardín.

Son gatos sanos y vigorosos, resultado de la selección natural a la estuvieron expuestos por siglos. Es conveniente cepillarlos con frecuencia. Preferentemente bañarlos en seco, con productos especialmente fabricados con ese fin.

thumbe_Siberiano_7438

Singapura:

Esta raza, la más pequeña de todas, es originaria de Singapur, en el sureste de Asia. Su principal característica es que presenta de manera natural el patrón agutí en su pelaje, y junto con el  Abisinio y el Somalí, son las únicas tres razas que tienen este tipo de patrón.

En su pais de orígen se le conoce como “gato de alcantarilla” por la costumbre que tiene de resguardarse en las alcantarillas; se reprodujeron libremente y subsistieron sin cambios hasta la actualidad. En 1974 una pareja de norteamericanos los descubrió y decidieron  llevar algunos ejemplares a Estados Unidos, en donde iniciaron el programa de crianza selectiva de estos gatos practicamente desconocidos para el resto del mundo. Hasta la fecha el Singapura es una raza poco difundida.

Es un gato pequeño, ligeramente alargado, con musculatura bien desarrollada. Cuello corto y bien proporcionado; lomo sutilmente arqueado. Tiene extremidades fuertes y musculosas, con pies pequeños y ovalados, los cojinetes plantares de color rosado. Su cola es de moderada longitud con punta roma. El macho llega a pesar 3 kg y la hembra 1.8 kg.

Su cabeza es redonda y ancha, estrechándose hacia el hocico que es corto; nariz corta color marrón obscuro; sus orejas son grandes, con base ancha y ligeramente puntiagudas.

Los ojos, de forma almendrada, son grandes y separados.
Color: Avellana, verde o amarillo.

Pelaje corto, fino y sedoso, muy pegado al cuerpo.
Color del manto: Patrón agutí, que en el Singapura se presenta en distintos tonos del color sepia. En la cara presentan unas líneas obscuras en los párpados y el borde exterior de los ojos, y otras que bajan a ambos lados de la nariz.

Tienen un carácter reservado, siempre están alertas, esto es debido a su historia, no hace mucho tiempo que vivían libremente y maltratados. Por otro lado son gatos pacíficos, inteligentes y juguetones. No les gusta mucho los ambientes ruidosos. Se encariñan más con una sola persona de la familia, a quien demostrará su cariño y le será totalmente fiel. Se relaciona fácilmente con otros animales. No requieren de mucho espacio, con una terraza o un pequeño jardín es suficiente. No son exigentes, con cariño y un cepillado a la semana están satisfechos.

492784406_ecd41965f2_t[1]

Snowshoe:

Esta raza, originaria de los Estados Unidos, es una más que desciende del Siamés. El Snowshoe es una raza nueva, este proyecto inició en el año de 1960, y es el resultado del cruzamiento entre el Siamés y el Pelo Corto Americano, del primero hereda el color del manto y de los ojos, del segundo el tipo musculoso. En algunas asociaciones fué aceptada como raza en el año de 1974, en otras, en el año de 1982. Aún no ha sido fijado del todo su estandar, ésto es por lo reciente de su creación.

El primer intento para desarrollar esta raza fue en 1950, y en aquel tiempo se le denominó Silver Laces. Está ganando mucha popular entre los amantes de los gatos, muchos de ellos suelen llamarlos “gato de la raqueta”, por presentar pelaje blanco en sus manos y patas, como guantes, que es una de sus principales características y por la cual recibió el nombre de Snowshoe (zapato de nieve).

Su cuerpo es de tamaño mediano, vigoroso, largo, fuerte y de buena musculatura; las extremidades medianas, las posteriores un poco más largas, pies proporcionados y ovalados. Su cuello mediano y fuerte; la cola de mediana a larga, de base gruesa y estrechándose ligeramente hacia la punta. Los machos llegan a pesar 6 kg, mientras que las hembras alcanzan los 3 kg.

La cabeza tiene forma triangular, no tan larga como en el Siamés, con contornos redondeados; mentón firme; las orejas son grandes, de base ancha y terminan en punta ligeramente redondeadas. Nariz mediana.

Los ojos son de forma ovalada y medianos.
Color: Azul intenso y brillante.

Su pelaje es corto y suave, sin subcapa. ”Los gatos de raza Snowshoe tienen patrones de colores establecido: su pelo existe en las mismas variedades de coloración de los siameses pero con manchas blancas que cubren la cara (en forma de “V” invertida, desde la nariz hacia el maxilar), el pecho y las patas (como si fueran guantes). El resto del cuerpo es bicolor, siendo las combinaciones posibles en tonos de chocolate, foca, azul, lila, crema y canela”.

Los gatitos nacen completamente blancos, pigmentándose conforme se van desarrollando.

En su personalidad está mezclado el temperamento de las dos razas que le dieron orígen. Son dependientes y solo se sienten tranquilos dentro de la casa. Juguetones, ágiles, curiosos, muy cariñosos. Necesitan que se les preste atención para que no se aburran. Gustan de la convivencia con niños y se adaptan bien a compartir su territorio con otras mascotas. Son muy vocalizadores, aunque no tanto como el Siamés, pero su voz es generalmente suave y melodiosa.

snowshoes0017(5)

Somalí:

El Somalí es la variedad de pelo semilargo del Abisinio. Desde el año de 1900 en Inglaterra aparecían en las camadas de Abisinio algunos gatitos con pelo más largo que el permitido en el estándar de la raza, éstos eran separados y no se les otorgaba pedigrí. En la década de los 60, en Canadá y en los Estados Unidos, empezaron a separar los gatitos con esa característica dada por una mutación, y decidieron iniciar la crianza selectiva de estos ejemplares, fué así como nació esta nueva raza, siendo reconocida como tal a finales de la década de los 70.

Como en el caso del Abisinio, su pelaje presenta el patrón agutí de forma natural.

Su cuerpo es de tamaño mediano, un poco más grande que el del Abisinio; Alargado y robusto, con buena musculatura. Su espalda está ligeramente encorvada; Cuello mediano y musculoso; extremidades fuertes y esbeltas, con pies ovalados.

Su cola es larga, de base gruesa, adelgazándose hacia la punta, de inserción alta y con abundante pelo. Su peso oscila entre los 3 y los 5 kg.

Su cabeza, en forma de cuña moderada, con los contornos suaves; su mentón bien desarrollado. Perfil con curva suave. Orejas separadas y erguidas, de base ancha y puntas redondeadas.

Ojos grandes, almendrados.
Color: Verde o dorado.

Pelaje semilargo, denso, fino y muy suave al tacto. Más largo en la garganta (collar) y en la parte posterior de los muslos; más corto en la cabeza y parte delantera de las patas.

Presenta el patrón agutí (ticked). Variedades: Salvaje o ruddy, azul, sorrel, fawn.

Los gatitos en ocasiones presentan pelajes obscuros, el patrón agutí se presentará conforme se desarrollen, siendo hasta la madurez que se hace completamente notorio.

Es un gato muy inteligente, extrovertido y juguetón. Fácil de educar pero independiente. Excelente cazador, requiere espacio, por lo que necesita un jardín donde poner en práctica su instinto. No le gusta el frío.

No requiere de muchos cuidados, se caracteriza por ser una raza muy sana. Necesita cepillarse regularmente para evitar que su pelaje se enrede y anude.

somali

Fotos Flickr

Tonquinés:

Es una raza muy reciente, tiene su orígen en Canadá a principios de la década de los 70. El Tonquinés es el resultado del cruzamiento entre la raza Siamés y la raza Burmés, dando ejemplares cuyo tipo se encuentra entre el oriental y el musculoso, heredando las características estructurales de sus antepasados. Conserva el patrón de puntos característico del Siamés, pero más difusos, y la calidad muscular del Burmés.

El Tonquinés ha ido ganando gran popularidad, y no es para menos, es un gato muy atractivo por su belleza y por ser una de las razas felinas mas cariñosas que existen.

De tamaño mediano, ligeramente alargado y musculatura bien desarrollada, pesa más de lo que aparenta; cuello mediano y firme; Las extremidades tienen una buena proporción con respecto al cuerpo, excelente musculatura, con  pies pequeños y ovalados. La cola no es muy larga y termina en punto fino. Pesa entre 3.5 y 4.5 kg.

Su cabeza tiene forma de cuña modificada, con ángulos y lados ligeramente redondeados; Su hocico no debe ser puntiagudo; la  nariz es larga. Las orejas son de tamaño mediano y con puntas redondeadas.

Sus ojos son de forma almendrada, grandes y ligeramente oblícuos.
Color: Verdes o azul-verdes (aqua).

Pelaje corto, fino, suave y brillante. Existen cinco variedades: visón natural, de capa marrón con extremos de marrón oscuro; visón azul, de capa azul-gris con marcas azules; visón miel, de capa marrón profundo con marcas de color chocolate; visón champagne, de capa marrón-amarillenta, con marcas de marrón claro, y el visón platino, de capa gris con marcas más oscuras.

Son muy inteligentes, extrovertidos, de temperamento fuerte. Es muy cariñoso, disfrutará siempre de las caricias de su dueño y le corresponderá de la misma manera, se convertirá en su sombra, observando y siguiendo cada uno de sus movimientos. Siempre estará dispuesto a salir a pasear, le gusta mucho viajar. El Tonquinés inventa sus propios juegos. Se puede adaptar a la vida en un departamento, pero es mejor si cuenta con una terraza o jardín.

Es sano y logra vivir muchos años. Cepillarlo una vez a la semana es suficiente para mantener su pelaje en perfectas condiciones.

tonquines

 

Van Turco:
 
 Nativo de Turquía, específicamente de las zonas montañosas que rodean al Lago Van en el Kurdistán turco. Es una de las razas más antiguas, sus orígenes se remontan al siglo XVII. Se le conoce también como Gato Turco Nadador, este nombre se lo ganó, los primeros ejemplares salvajes que vivían en la cercanía del lago, no dudaban en introducirse a sus aguas.
  

Llegó a Inglaterra en la década de los 50 del siglo pasado gracias a dos investigadoras británicas que estaban en Turquía realizando estudios sobre el orígen del Angora Turco, fué entonces que descubrieron a este fantástico gato que vivía libremente o en las casas, como gato doméstico, a diferencia del Angora que llevaba mucho tiempo criándose selectivamente en el zoológico de Ankara. Regresaron a Inglaterra con algunos ejemplares, iniciándose así la crianza profesional del Van Turco. En 1969 fué reconocida como raza en Europa, mientras que en los Estados Unidos lo consideran una variedad del Angora.
 
Es un gato de mediano a grande, de tipo musculoso-pesado; moderadamente largo, con buena musculatura y macizo. Osamenta gruesa. Cuello proporcionado y fuerte. Pecho amplio. Extremidades de mediana longitud, proporcionadas a su cuerpo, con pies redondos. Su cola es moderadamente larga y muy tupida. Puede llegar a pesar 8 kg.
 
Su cabeza tiene forma de cuña corta, con bordes redondeados, inclinada un poco hacia abajo. Sus orejas son de base ancha y grandes, terminan en punta ligeramente redondeada.
 
Ojos grandes, ovalados y oblícuos, tipo oriental.
Color: Pueden ser azul o ámbar, o bien, impares (uno de cada color).
 
Su pelaje es semilargo, suave, sedoso e impermeable, sin capa interna. En verano es corto y durante el invierno es espeso.
  

El color del pelaje es blanco con marcas en otro color, actualmente se prefieren las marcas que se restringen a la cabeza, específicamente a las orejas, y a la cola. Se presenta en dos combinaciones: Blanco con marcas crema y blanco con marcas de color rojo.
 
Es una raza inteligente, juguetona y vivaz, Gran nadador, siempre que tenga la oportunidad se meterá al agua, y no sería extraño que, si hay peces, capture alguno. Es cariñoso, pero independiente; es posesivo con sus dueños, por lo que siempre exigirá atenciones. Convive perfectamente con otras mascotas. Su maullido es muy agradable y melodioso. Se adapta a vivir en un departamento, pero siempre será mejor que cuente con un jardín y un pequeño estanque, si es posible. 
  

Aunque es raro que su pelaje forme nudos, es necesario cepillarlo frecuentemente.

van turco